Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Glamour Vs Juanetes

11 mayo, 2015
 
Glamour Vs Juanetes

El tacón es ese articulo femenino que nos da poder, el acompañante perfecto en nuestros momentos de gloria y en otros casos nuestro peor enemigo pero cuando los juanetes llegan, todo cambia.

 

Los zapatos son un componente elemental de nuestra vida cotidiana. El calzado de tacón para la mujer, representa belleza, glamour, moda y en ocasiones su forma de ser. Ahora bien, ¿buscamos un zapato cómodo y que se adapte a nuestros pies? A pesar que pensamos que el zapato es un instrumento que nos protege los pies para desarrollar nuestras actividades diarias, pueden llegar a ser nocivos para la salud de los mismos.

 

Algunos autores publicaron en su momento que el calzado femenino es el causante de un “juanete”. Definitivamente el zapato de punta fina con tacón elevado es uno de los factores más importantes en la aparición del mismo, aunque no podemos decir taxativamente que el uso de zapatos es la causa de dicha dolencia.

 

En la población que utiliza calzado, es mucho más común la presencia de un juanete doloroso con respecto a su aparición en comunidades indígenas que van descalzos. Un pie amplio o abierto sometido a fuerzas constrictoras del calzado puede conllevar a la aparición de síntomas. La herencia es otro factor importante ya que se presenta entre el 60 – 80% de casos.

 

El juanete básicamente es una prominencia que aparece en la parte interna del pie, justo por debajo del primer dedo. Este bulto obedece, en la mayoría de los casos, a una deformidad compleja llamada “hallux valgus”, que consiste en una desviación del primer dedo hacia fuera, que se acompaña de una desviación del primer metatarsiano (hueso que se encuentran en el empeine, que unen el tobillo con los dedos) hacia adentro.

 

Es la deformidad del pie más frecuente, representando un verdadero problema para las mujeres, aunque no es exclusivo del sexo femenino, por cada 15 mujeres hay un hombre que requiere atención.

 

Sabemos que el problema puede comenzar mucho antes de lo que se piensa, pues muchos pacientes explican que la deformidad ha comenzado a partir de los 10 o 12 años, a pesar de que los síntomas pueden aparecer a partir de la 4ta ó quinta década de la vida y que la edad media de la cirugía está alrededor de los 60 años. En la mayoría de los pacientes, el problema se presenta en los dos pies, aunque varía mucho la magnitud en cada lado.

 

Además de un aspecto poco estético del pie, el dolor en la cara interna, donde se encuentra el juanete, es su principal síntoma, produciendo molestias con el calzado de horma rígida y el calzado apretado. Además, es muy frecuente encontrar que los pacientes, comienzan a presentar callosidades y dolor en la planta, porque la función de los pies al caminar se ve afectada y cambian las zonas de apoyo.

 

Los pacientes son tratados inicialmente con todos los métodos conservadores no quirúrgicos disponibles, entre los que encontramos las plantillas, diversos aparatos separadores del primer dedo, calzado ancho y cómodo, rehabilitación y medicación para el dolor.  A pesar de esto, hay pacientes que persisten con las molestias y la cirugía es la respuesta a su deformidad, teniendo que pasar por quirófano para restituir la forma y la función del pie.

 

Aunque la cirugía del pie es conocida por ser muy dolorosa y con un postoperatorio muy engorroso, en la actualidad las mejoras en las técnicas de anestesia, el perfeccionamiento de las técnicas quirúrgicas, el uso de vendajes, así como un calzado especial y el mejoramiento del tratamiento médico del dolor postoperatorio, hace que esta creencia hoy en día sea algo antigua.

 

Definitivamente algunas veces habrá que cuestionarse el uso de algún tipo de calzado, aunque por lucir una hermosa adquisición, en un momento concreto no pasará nada, pero, si el uso del zapato que genera molestia se vuelve recurrente, entonces si podrá traer sus consecuencias.

 

Autor: Dr. Andrés Delgado Ghersi. Médico traumatólogo.

Más Información: www.drpieytobillo.com / @drpieytobillo  / Tlf: 0212 3133627

Comenta