Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deja de postergar a la mejor versión de ti

18 marzo, 2015
 
Deja de postergar a la mejor versión de ti

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Cambiando hábitos que resten a nuestra salud integral por los que favorezcan nuestro bienestar integral: dejar de postergar

Algunas personas, a veces, podemos tener el mal hábito de postergar las tareas o cosas que deseamos hacer por razones diversas que pueden estar solo en nuestra mente.

Postergar las tareas e incluso los anhelos puede llevarnos a un caos en nuestro día a día. Vale la pena romper con esta especie de círculo vicioso en el que podemos sucumbir por quedarnos en un espacio momentáneo de tranquilidad o alivio inmediato.

Esto puede pasar por miedo al cambio, a sentirnos incapaces de hacerlo, a recibir un no por respuesta, a una desaprobación o que nos salga torcido por así llamar lo que nos parece mal. En otros casos porque nos distraemos o porque estamos programados a dejarlo todo para última hora.

En todo caso es preponderante y preciso que nos deshagamos de ese virus venenoso para nuestro bienestar pues ocasiona en muchos estrés y tensión evitables, como consecuencia de lo dejado pendiente.

Tips para que seamos personas más eficientes en nuestras vidas:

  • Definir el objetivo: de lo básico a lo complejo. Para conseguir la cima tenemos que dar pequeños pasos. Tomando en consideración el tiempo real y el trabajo que tomara lograrlo.
  • Elaborar un plan de acción: colocar por escrito los pasos en forma clara y ordenada, es un apoyo que permite mantener el foco más fácilmente para administrar tus esfuerzos.
  • Buscar los recursos e implementos: pensar detenidamente en todo lo que requieres para cumplir con lo que tienes pendientes y que te dan vueltas en la cabeza. Ocúpate de reunir todos los elementos, información que te hagan falta para resolver uno a uno los temas.
  • Acepta los desprovistos: suele pasar que se presenten improvistos que nos distraigan u ocupen de otra manera, mantén el foco en terminar determinadamente lo planteado como tarea pendiente y no desistas hasta terminarlo o aplicarlo.

Vence con determinación ese obstáculo habitual mental y deshazte de la resistencia, el hábito de ocuparte sin postergar, programando un nuevo hábito saludable.

Comenta